25 ene
20:00

Ateneo Andaluz Dos Hermanas









Con motivo del IV Centenario del nacimiento del gran pintor sevillano del Barroco, Bartolomé Esteban Murillo, los Colectivos Artísticos Ventana Plástica yAlYamal y el Centro Cultural Ateneo Andaluz, organizan una conferencia que será impartida  por el catedrático emérito de Historia del Arte de la Universidad de Sevilla, 
Don Enrique Valdivieso. El acto que lleva por título: “Murillo Pintor de la vida popular”, se realizará el próximo 25 de Enero a las 20:00h en el Centro Cultural La Almona en Dos Hermanas.
 
Enrique Valdivieso es uno de los mayores conocedores de la obra del insigne pintor. Nacido en Valladolid, realizó su formación académica en Valladolid y Madrid. Fue profesor de Historia del Arte en la Universidad de Valladolid y profesor agregado en la Universidad de La Laguna, hasta 1976 que viene a Sevilla. Desde 2016 es catedrático emérito de Historia del Arte en la Universidad de Sevilla. En 1996 ingresó como miembro de número en la Real Academia Sevillana de Buenas Letras. Está especializado en la escuela sevillana de pintura, a la que ha dedicado gran parte de su labor investigadora y numerosas publicaciones, tanto del periodo renacentista, como el Barroco y los Siglos XIX y XX.
La conmemoración de los cuatrocientos años de su nacimiento pretende revisar una idea deformada de la pintura de Murillo. Durante siglos fue uno de los más famosos maestros de la pintura y sus lienzos cuelgan hoy en los principales museos del mundo. 
Sin embargo, su figura fue apagándose a finales del siglo XIX hasta que termina clasificado como un artista blando y cursi. Ahí están las dé­cadas de repetición y de falseamiento de su pintura en banales estampitas de santos, en almanaques y en cajas de dulces de membrillo. El nacionalcatolicismo atrapará el imaginario de su pintura religiosa hasta convertirla en una estética para devocionarios. Pero ¿es ése el verdadero Murillo?
En los últimos tiempos muchos investigadores han mostrado una idea más compleja y real de un artista que revolucionó la sensibilidad pictórica renovando las técnicas y narrando la religión de otro modo. Pero para el gran público Murillo sigue siendo víctima del cliché, de la idea superficial de ser un pintor de almibaradas escenas religiosas. La conmemoración que arranca este año pretende mostrar a otro Murillo mucho más completo.