9 ene
19:00

La fundación de Arroyo de la Miel está unida a la figura de Félix Solecio, un representante típico de la burguesía adinerada de la ilustración, convertido en el instrumento de la voluntad de José Gálvez, su protector y todopoderosa figura del plan de modernización que Carlos III quiso para España, y que a su vez benefició a su pueblo, Macharaviaya, y de rechazo al cortijo Arroyo de la Miel, en la expansión de sus planes industriales.

Este “naipero”, de origen italiano amasó una gran fortuna con las prebendas reales y propició el desarrollo local antes de verse obligado a vender sus bienes por las enormes deudas contraídas. Su conocimiento y estudio es de interés básico para todos los amantes de la historia de Benalmádena.

MARIA DEL CARMEN MARTIN LARA, es Licenciada en Historia, ejerce como Cronista Oficial de Benalmádena y dirige la Biblioteca Pública de Arroyo de la Miel.