5 jun
19:00

Ateneo Libre de Benalmádena

 

 La influencia del lenguaje taurino en el lenguaje cotidiano de los españoles es tan evidente que solo hay que seguir la pista de aquellas metáforas de inspiración taurina que con suma habilidad han sabido captar incluso quienes no frecuentan las plazas de toros, pero que en ellas encuentran el simbolismo adecuado, para describir las circunstancias y peripecias de su cotidiana vida.

   Integrado por buen número de expresiones, frases y exclamaciones, tiene tal plasticidad de sugerencia que permite su uso en el lenguaje cotidiano, incluso por quienes no conocen el mundo de los toros o ni siquiera simpatizan con él.

   Utilizamos términos taurinos sin darnos cuenta de ello y sin reparar que su metafórico uso está inspirado en cuanto ocurre en una plaza de toros o tiene relación con el torero y el toro.

   Así, por ejemplo, es normal escuchar la expresión “echar un capote” que significa ayudar; “ver los toros desde la barrera” cuando no queremos involucrarnos en algo; “estar para el arrastre”, “me va a pillar el toro”, “cortarse la coleta”…

Añadir a calendario