Ateneos de Andalucia Asociaciones Almodovar del Río Córdoba

El dificil camino hacia la Igualdad: Mujeres trabajando en un olivar jiennense.

Paco Casero y Ezequiel Martínez.

08/03/2018





En la antigua Grecia, Aristófanes, siglo V a.C., ejemplarizó en Lisístrata la lucha de la mujer al promover ésta, una huelga sexual contra los hombres, para forzarles a que pusieran fin a la guerra. Hipatia de Alejandría (370-415) asesinada por los hombres, fue otro ejemplo de mujer libre, científica, ejemplo de la libertad de pensamiento y de autonomía personal.

El 25 de marzo de 1911, más de 140 trabajadoras, la mayoría inmigrantes, murieron en el incendio de una fábrica textil en Nueva York, al impedirles salir del edificio donde protestaban por su situación laboral.

En 1910, en España, la mujer pudo acceder a la Enseñanza Superior en iguales condiciones que el hombre, siendo Emilia Pardo Bazán, Consejera de Instrucción Pública. El 8 de marzo de 2011, Naciones Unidas creó ONU Mujeres para promover la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer. El lema del 8 de marzo de este 2018 es: "Ahora es el momento: las activistas rurales y urbanas transforman la vida de las mujeres".

La Directora de ONU Mujeres, Phumzile Mlambo señala que “las niñas y sus madres sostienen a las familias con trabajo y sin paga. Tenemos que iniciar el cambio en el hogar y en la escuela para que en el entorno de los niños no se eduque en que las niñas deben ser menos, tener menos, y soñar a menor escala que los varones”. Federico Mayor Zaragoza, ex Director General de la Unesco, y Presidente de la Fundación Cultura de Paz, suele contar lo que le dijo el Presidente de Suráfrica Nelson Mandela: "La mujer será la piedra angular de la nueva era... porque sólo excepcionalmente utiliza la fuerza, cuando el hombre sólo excepcionalmente, no la utiliza".

Las mujeres rurales suelen vivir peor que los hombres rurales, y peor que las mujeres urbanas. La brecha salarial en base al género en España es del 21-23%, en las urbes, pero en el medio rural puede llegar al 40%.

La brecha salarial media de género en España está entre 21 y 23%. El sistema de pensiones agranda esa brecha. La diferencia en las pensiones de jubilación entre hombres y mujeres llega al 37%, según el estudio brecha salarial y techo de cristal elaborado con datos de la Agencia Tributaria de 2016.

Según un informe de UGT, la pensión media de jubilación de los hombres es de 1.220 euros, mientras que la de las mujeres es de 768 euros. Según CCOO, la brecha salarial de género se sitúa en 3.853 euros. En el sector financiero llega a 12.572 euros, y el 52% de las mujeres cobran por debajo del Salario Mínimo Interprofesional. Aunque el salario medio de la mujer en España es de 16.281 euros, casi 3,2 millones de mujeres trabajadoras no llegan al SMI. Por Comunidades, Asturias es la más desigual en sueldos, donde las mujeres cobran un 38% menos que los hombres. Las Comunidades donde más se ha reducido la brecha salarial en estos últimos años son: Extremadura, Andalucía, Aragón, Canarias, Castilla La Mancha, Baleares y Cataluña. La media de la brecha en España está en 6.161 euros menos para la mujer. En Andalucía las mujeres cobran de media 5.875 euros menos que los hombres, al año.

La fractura de la maternidad se da entre los 26 y los 45 años en la mujer y en esa etapa la brecha se amplia. “Hay que igualar los permisos de maternidad y paternidad, dice la investigadora María Pazos de la Plataforma por Permisos iguales y transferibles de Nacimiento y Adopción. El objetivo, señala Pazos, es que los permisos para los dos progenitores sean intransferibles, de igual duración, pagados al 100% de la base reguladora y con la misma parte obligatoria, es decir, que el permiso para los padres (ahora 4 semanas obligatorias) llegue a ser en todo igual al de las madres (16 semanas, de las cuales 6 son obligatorias).

La mujer rural
Recojo observaciones que hace la veterinaria María Sánchez, en el blog “Apuntes de clase” (apuntesdeclase.lamarea.com) publicado el 5 de marzo: "Necesitamos un feminismo que supere la brecha geográfica. No es lo mismo trabajar en la ciudad que en el campo. ¿Podrán las mujeres del medio rural plantearse hacer la huelga y llevar adelante sus reivindicaciones, al no tener el reconocimiento adecuado?"

“En mi cotidianidad, dice María Sánchez, estoy rodeada de mujeres maravillosas que tienen mucho que decir y que enseñar. Mujeres que cuidan nuestro medio rural y hacen posible el alimento y el territorio y que abren un nuevo camino hacia la soberanía alimentaria. Campesinas, ganaderas, jornaleras, agricultoras, artesanas, pastoras...mujeres a las que no veo en ningún manifiesto. Yo trabajo en ambos mundos, en el cultural y en el rural.... Y ante el 8 de marzo, veo la falta de representación de las mujeres rurales y la necesidad de un reconocimiento justo hacia estas mujeres”.

María Sánchez, veterinaria viene a denunciar la invisibilidad de las mujeres rurales, que además de cuidar el huerto, ordeñar la vaca o la cabra, plantar semillas y recoger patatas, tomates, o llevar las cuentas de lo que entra y sale, tienen dificultades para alcanzar la cotitularidad de la explotación. Y además de esas tareas de apoyo a la pareja, cargan con la educación de los niños, con la preparación de las comidas, lavado de la ropa, cuidado de la madre o de la suegra, etc, etc.

La ley 35/2011 de 4 de octubre sobre Titularidad compartida de las explotaciones agrarias, y la Orden AAA/1408/2012 de 26 de junio que la regula, entraron en vigor hace 5 años, y sólo se han inscrito en España 339 explotaciones, y en Andalucía ninguna, entre otras cosas, por defectos burocráticos en la activación de la Ley.

La mujer rural y el mundo rural siguen en buena parte invisibles para la sociedad. No tenemos más que ver el listado de medallas y de hijos predilectos de este año en Andalucía. Tod@s muy respetables y dign@s merecedores de tan alta distinción, pero curiosamente, las mujeres y hombres rurales han estado ausentes, cuando Andalucía es eminentemente rural y buena parte del PIB y de nuestra economía, proviene de la industria agroalimentaria y del turismo que también se sustenta en parte en el desarrollo del turismo rural o de interior.

Desde la Fundación Savia apoyamos a la mujer y reivindicamos esa igualdad salarial y los derechos que reclaman, pues una sociedad igualitaria será siempre una sociedad más justa y más libre, una sociedad en la que mujeres y hombres nos sintamos iguales, y en la que las mujeres puedan moverse en plena libertad, sin miedo a la violencia física, al maltrato verbal y psicológico y al asesinato. En 2017, al menos 48 mujeres y 8 niños fueron víctimas de estos asesinatos por parte de hombres-bestias. Para avanzar en la igualdad y en el respeto a la mujer hace falta educación en la igualdad, que tiene que empezar en la escuela y en la familia, y continuar en la sociedad, pues muchas abuelas, abuelos, madres y padres siguen protegiendo en exceso a los niños frente a las niñas.